dijous, 28 de febrer de 2013

LLUM PER A UN DIA GRIS

La felicidad no llega de forma automática,
no es una gracia que un destino venturoso puede
concedernos y un revés arrebatarnos; depende
exclusivamente de nosotros. No se consigue ser feliz
de la noche a la mañana, sino a costa de un trabajo
paciente, realizado día tras día. La felicidad se construye,
lo que exige esfuerzo y tiempo. Para ser feliz hay
que saber cambiarse a uno mismo.

LUCA Y FRANCESCO CAVALLI-SFORZA

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada